Loader

Otros relatos

Los 7 días de Paco

Paco se levanta por la mañana en su casa; es motivador personal pero en los últimos

años no está teniendo el éxito que el presume… no se encuentra feliz con su vida y

quiere cambios. Aunque Paco puede ser uno de los muchos trabajadores con “síndrome

de trabajador quemado” el oculta algo.

Paco tiene un poder que le ha permitido robar, crear algún lio o conocer algún secreto.

Su poder es que puede convertirse en la persona que quiera, se mira frente al espejo y se

visualiza, al segundo tiene otro físico.

Sin embargo Paco no lo utiliza desde hace años debido a que en su adolescencia jugaba

mucho a transformarse y le hacían separarse de si mismo. Cuando regresaba quería la

vida de otros y no la suya, lo que le hizo pasar por varias depresiones y trastornos.

Cuando se hizo coach eligió nunca más transformarse para no volver a desear ser otro.

Se hizo más fuerte, creció con ganas de ser el mismo y durante mucho tiempo disfruto

de una gran autoestima hasta que conoció a su ex.

Tras la ruptura y un año encerrado en si mismo se dio cuenta que necesitaba cambios en

su vida y empezando por su vida sexual. Paco apenas tenía ganas de sexo y es por eso

que en la semana posterior a su 33 cumpleaños decidió probar cosas nuevas. Era hora de

superar la crisis personal y moral a la vez que su muerte sexual.

“Hoy Domingo, a Dios pongo por testigo que no habrá ningún día sin orgasmo” Dijo

Paco, quien siempre fue diva de los grandes dramas del cine.

Ningún día sin orgasmo va referido al plan técnico creado por un Coach, si amigos, el

propio Paco quiso ser su propio “cliente” e ideo 7 días para disfrutar donde la única

regla era que no existía ningún límite.

 

E l L U N E S

Paco llego del trabajo y su primera intención era liarse con el vecino, David, de 30 años.

David era un tío musculado que tenía una novia de 25 años bastante guapa. Por suerte

Paco y Lola eran amigos y compartían gimnasio.

Con el ojo en la mirilla, vio salir a Lola con un chándal, rápidamente fue ante el espejo

y se visualizó, Paco era Lola.

Lola (ósea Paco) apareció en la puerta de David con la excusa de que con las prisas del

gimnasio se había olvidado las llave y alguna cosa del gimnasio. David abrió la puerta y

rápidamente Paco se abalanzó a David besándolo y tocándolo, le tiro al sofá, y empezó

a magrearle, Paco se iba quitando la ropa mientras David le agarraba con fuerza. Paco

 

era consciente de que no podía estar mucho tiempo, de manera que rápidamente pidió

“follame por el culo”. David no dudo en hacerlo. Paco miró a David desnudo

completamente, sus caderas y su cuerpo, su miembro erecto que llegaba hasta el

ombligo. Paco dio gracias, tenía tantas ganas de follarse al vecino…

Cogió las caderas de David, empezó a besar su vientre y su polla. Era el momento, de

dejarse entrar y así lo hizo David, de una forma romántica, bonita, con caricias, con

palabras bonitas con complicidad. Lola tenía suerte. David era fuerte, las caricias eran

preciosas, que conexión entre ambos, era brutal.

Los besos eran ardientes, y su lengua pasaba por todos los rincones, ¡que lengua!.

Corría su axila y su vientre a la vez que sus genitales. Era un climax para Paco.

David sabía dónde tocar y donde morder. Lo que más le ponía a Paco era sentir el

miembro de David encima mientras se besaban. Paco pidió que entrase en el (o ella de

cara a David).

Se notaba que David y Lola no hacían el amor por detrás, los aciertos de David con el

ano de Paco no estaban siendo muy correctos hasta que entro, entera y sin avisar tras

varios golpes fracasados. David gritaba y avisó que no dudaría casi nada, que dar por

culo le ponía a mil y encima lo hacían poco.

Paco pensó que mejor así, dado que tenía que ir al gimnasio. El orgasmo fue brutal para

los dos.

Adiós David pensaba Paco, tu fuerza y tu sensibilidad me han aportado una experiencia

deliciosa.

Paco corrió a su casa, se convirtió en el, y se desnudó… Empezó a masturbarse con

todo lo que había vivido con David. Que polla y que culo a la vez que cuerpo. Se corrió

pensando en lo ocurrido. Sabía que no se arrepentiría de acostarse con el novio de su

amiga Lola.

 

E l M A R T E S

Paco tenía vergüenza por el que dirán, no es de extrañar, tenía uno de los BLOG más

famosos de la comunidad de Madrid y tenía muchos clientes homosexuales. Se había

propuesto ir a un bar, en concreto al BoyBerry pero claro, si iba con su físico actual

podrían reconocerle.

Para ello Paco imagino ser un chico muy delgadito a la vez que muy alto. Se dirigió al

centro y al entrar, con su nuevo físico, miro de derecha a izquierda. Saco una sonrisa,

pidió una cerveza y se fue al baño.

 

Aunque Paco sabía a lo que iba y le pareció interesante acudir a las zonas oscuras a ver

que ocurría por ahí. Al entrar olía a pasión, a desenfreno, a ganas de sexo. Eso le ponía

muchísimo, ver como el deseo estaba en las paredes, como crecía el extinto más salvaje.

Y ahí estaba el, como un chico jovencito viendo como todos le visualizaban, como

querían sentir su cuerpo y como su toalla empezaba a tener un bulto. Corría en Paco

unas ganas de besar y tocar a todos.

Paco con una seguridad en si mismo, empezó a quitarse la ropa, quería andar desnudo

por la zona de abajo, quería ser el objeto de todas las miradas, ser el deseo de todos los

hombres. Por donde pasaba los tíos le ponían la mano, le palmeaban, le cogían de todas

las partes. Alguno se atrevió a tocar el capullo del rabo morcillón y eso hizo que se

empalmase más.

Todos los hombres le seguían y decidió sentarse en una cama… allí muchos tíos se

ponían en frente mientras se sacaban el rabo y se masturbaban. Paco les dijo que había

que quitarse la ropa todos, que quería ver tíos desnudos a su alrededor.

Sin dudarlo al menos 10 tíos estaban completamente desnudos, tocándose los rabos

mientras Paco jugaba con el suyo. No dejaba que nadie se sentase a su lado, por lo que

el grupo empezó a magrearse entre ellos mientras miraban a Paco. Un tío, de unos 40

años se acercó completamente desnudo y se atrevió a besar a Paco.

Un beso y otro beso y se tumbaron en esa cama, solamente se besaban, ninguno se fijo

en sus genitales, por lo que sea ese beso les consumía. El placer estaba en la boca, se

abrazaban y empujaban cuerpo con cuerpo, mojándose completamente los vientres.

El mundo se había parado en plena orgía para ellos dos. Paco quería irse pero antes

decidió que quería probar el rabo mojado del hombre que besa, y bajo hasta el, fueron

dos lametones que sabían a gloria para el desconocido atractivo.

Paco despareció en la segunda lengüetada y una avalancha se lanzo a por el

desconocido.

Adiós desconocido.

 

E l M I E R C O L E S

Paco se encontraba buscando por una aplicación y se encuentra a un viejo ex. Resulta

que el viejo ex tiene pareja y buscaban contacto con un tercero en plan colegas.

Paco le habla, le pregunta que tal todo y que está interesado pero al rato Paco se siente

mal por el golpe emocional, sin embargo tienta al contacto con su ex pero este le

rechaza a lo que Paco vacila, se siente fuerte para decir “tú te lo pierdes”.

 

Decide entonces crear un perfil y un nuevo físico. Elige uno cualquiera de Instagram y

habla con su ex y su colega. De esta manera hablan y quedan.

Paco y su ex junto con el tercero quedaron primero a tomar algo en el BoyBerry. Paco

no se asustó pues iba con otro físico. Empezaron con cervezas en esta tarde noche de

miércoles, pero la química entre su ex y Paco eran tan grande que el tercero se sentía

desplazado.

La química fluye y rápidamente invitan a Paco a subir. Es en ese momento cuando Paco

devora a su ex con fuerza, le besa a la primera, no hay hueco para el tercero

recuperando el tiempo perdido para él. Su deseo es mayor que su excitación. Está

viviendo demasiadas emociones y quiere hacerle de todo. Se quema sus manos tocando

cada centímetro y eso que no ha llegado a sus genitales.

Desea verle disfrutar, de hecho, su ex no se mueve. Paco tiene el control y salvo su

físico, no dejar de ser el mismo. Inmoviliza a su ex, le recorre con sus manos y su

lengua. No le va a dejar escapar.

Se quedaron en calzoncillos con una gran erección cada uno mientras que el novio

entendió que sobraba. Hacían peting juntos, dándose algún golpecito en el culete y

besos por el cuello.

Siguieron moviéndose por la cama mientras se tocaban en calzoncillos hasta que llenos

de deseo se corrieron encima cada uno, sin masturbarse, solo del peting

Paco lloró…

No estaba cómodo tras el sexo. Estaba tocado y mojado.

El sexo con un ex dice que es para desesperados, quizá él lo hizo para cerrar ventanas

abiertas más que por desesperación. Lo miró a los ojos, vio un ser maravilloso y bello.

Comprendió que ese pasado juntos fue un regalo del cielo y que ahora él es regalo para

otro. Siempre fue un ángel, un ángel para la humanidad.

Paco cogió sus cosas, un beso sobre los ojos y un ADIOS ÁNGEL con sexo declarado.

 

E L J U E V E S

Paco estaba muy saciado de sexo.

No le apetecía tener sexo con nadie y menos después de un cuarto oscuro, un ex o de

David. Recordaba todo aquello con mucha excitación. De repente era pensar en lo

vivido, una energía recorría su cuerpo hasta la zona genital. Un calor se desprendía. El

corazón latía a mil. La cabeza no respondía para dejar pasó a una gran excitación.

 

Paco buscaba el roce con todo, se quitó la ropa y empezó a sentir con más fuerza unas

mariposas que surgían desde el ombligo hasta el final. La sangre iba al pene y sentía

cada milésima de aire tocándole el rabo.

Paco empezó a restregarse en la cama. Empezó a sintonizar las caderas empujando el

colchón. No sentía alivio, quería más, no podía para de empujar el colchón. Empujaba

más, la sangre estaba en el pene. Su cabeza no existía. Sus ojos se cerraban y había un

olor a canela en el ambiente.

El sexo con uno mismo era maravilloso, solo quería repetir eso otra vez, esa tarde de

pasión y lujuria con uno mismo.

Paco ese día tuvo 4 orgasmos, a cada cual mejor.

¡VIVA EL SEXO LIBRE!

 

E l V I E R N E S

Paco salió con su grupo de amigos rumbo a cenar y tomar algo. Las ganas de salir eran

grandes y más con el grupo de siempre. En ese momento vinieron conocidos de alguno

y el grupo creció. Por entonces vino un chico que había venido a pasar el finde y era

muy simpático.

Este chico era primo de Ángel. Todos estaban de fiesta y bebían hasta Ángel tuvo que

irse a casa pero que no quería fastidiar a su primo. Paco, lleno de inocencia salió a decir

que él lo llevaría sin más, dado que Paco no bebe.

Siguieron saliendo de pub en pub, bailando y tomando un poco de todo. Llego el

momento de llevarle a casa, y así, en el coche de 2 plazas descapotable de Paco llevo al

primo. En el coche hablaban de Laura, la chica guapa del grupo y que en palabras del

primo “tenía un par de bufas”.

Paco dijo que era gay pero que no podía negar que era guapísima. En un stop próximo a

la casa, el primo cogió la mano de Paco y se la puso en el paquete. El primo aseguro

estar muy cachondo y que necesitaría meneo esta noche. -¡Qué pena que Laura no esté!-

dijo el primo. Paco paro el coche, empezó a tocar por encima del paquete y se liaron.

Besos muy fuertes, nada eróticos y encima secos por el alcohol del primo. Con ello

empezó a sobar el paquete del primo y todo empezó a crecer a cada segundo y ahí

estaba, con un masaje de arriba abajo tocando un pene bastante oscuro.

Saco el rabo de su calzoncillo y así empezó una paja con la que el primo exhalaba

placer por como se movía y como gemía.

Como corría la sangre caliente por su cuerpo… y el primo pidió una mamada y Paco no

tardo en decir “ehh, Tócame tu a mi”. Y así fue, el primo le hizo una paja super potente,

sintió escalofríos y quería más, El primo paro y dijo “venga mi mamada”. En ese

 

momento empezó a chupar la polla del primo quien no tardo en correrse del placer

mientras la paja de Paco le provoco un orgasmo demencial.

Esta vez Paco no uso máscaras, no uso nada. Solo fue el. No le importo no conocer al

chico, no le importó el sexo de una noche. Fue el sexo más libre que tuvo. Paco venció

sin darse cuenta varios límites.

 

E l S A B A D O

Los sábados son días de recoger la casa, de ponerse al día. Paco se le ocurrió una idea,

anunciarse por Grinder y hacer una limpieza nudista. ¿Limpieza nudista?. En efecto,

Paco quería hacer una limpieza profunda, donde se mueven muebles y se sacan

bastantes cosas de los cajones. Para ello necesitaría la ayuda de alguien, así que puso el

anuncio donde buscaba a compañero nudista para limpiar.

Increíblemente había muchos, pero uno le llamó la atención, como era una cosa nudista

eligió a uno con buen cuerpo pese a la falta de química y eso que había otro chico con el

que estaba hablando y aunque no tendría buen cuerpo pero si una química especial.

Vino el chico de cuerpo musculado dispuesto a ayudar en casa. El único requisito es

usar guantes y así se lo hizo saber. Javi empezó a quitarse la ropa de forma ordenada y

dejando todo en el dormitorio. Hablaba poco y empezó a pregunta cosas de sexo, se veía

a lo que venía.

Empezaron con el salón, el tipo, Javi no tenía ni idea de limpiar, barría fatal y no sabía

ni como preparar la fregona. Llego un momento en que Paco, se subió al taburete para

limpiar los altillos, quedando a la altura de los ojos de Javi el rabo. Javi se acercó, le

toco el capullo, algo empezó a agrandarse en Paco mientras Javi seguía masturbándole.

Paco siguió con los altillos mientras Javi tocaba y de repente empezó a mamar. Paco

dijo que lo necesitaba, que tenía ganas desde que le vio.

Javi siguió mamando, Paco dejo los altillos, estaba muy cachondo, con cada metida en

su boca suponía un orgasmo. Hasta que Paco agarro la cabeza de Javi y expulso su

líquido caliente dentro.

Javi se fue al rato, vaya ayuda de limpieza, bueno pensándolo mejor si que limpio

alguna cañería (guiño).

 

E l D O M I N G O

Paco se quedó con la sensación de que el otro chico con el que hubo química, Borja,

estaba interesado en algo mas que el sexo pero Paco solo quería sexo. No quería

utilizarlo sin embargo le gustó la conexión.

 

Borja era un chico con la espalda ancha, de los que le gustan a Paco y era muy hablador,

pero no un chico que dice tonterías sino lleno de cosas interesantes.

Llego Borja a la cita para tomar un café, Paco que estaba tan cachondo esta semana

sabía que se lo quería tirar. ¿Qué hizo? Hablar de sexo mientras que Borja sonreía.

Borja era demasiado antiguo, caballeroso… pero a Paco le gustaba.

Fueron a dar un paseo al parque, Borja empezó a coger su mano y hacer caricias en el

brazo, eso a Paco le encendió su libido. Siguieron su paseo y Borja le dio un azote en el

culito, a lo que puso más cachondo Paco.

Hubo muchas caricias, en el cuello al hacerse una foto juntos o un mordisco en la oreja

mientras veían flores.

Borja se lanzó a besar a Paco, un beso que sabía a gloria, un beso lleno de calor que le

hizo mojar todo el slip que llevaba.

¿Cómo puede ponerse tan cachondo si no habían hecho nada? Pues sea como sea… ahí

estaba sintiendo los besos como explosiones de sabor y casi como orgasmos.

Un dedo de la mano de Borja paseaba por los brazos y pecho, recorriéndole entero y que

le hacía llegar al éxtasis. En ese momento, Paco agarro el culito de Borja mientras le

besaba y así fue como el calor se hizo insoportable entre los dos. Se había conseguido

traspasar el calor de Paco a Borja.

Los dos, cachondos por los sentidos se despidieron.

Tornar al concurs 2020